El boom de la cerveza artesana en Barcelona

Barcelona se está convirtiendo en los últimos años en un referente europeo y mundial en muchos aspectos que la están convirtiendo en un reclamo turístico al nivel de grandes capitales del Viejo Continente como París, Londres o Roma. Algunos de los campos donde la Ciudad Condal está despuntando son la oferta de ocio, de música en directo -con festivales tan prestigiosos como el Primavera Sound o el Sónar-, gastronómica y, desde hace un tiempo, de un increíble abanico de cervezas artesanas y lugares fantásticos donde tomarlas.

Pero antes de hablar de la escena cervecera de Barcelona, primero hay que entender el proceso sagrado a través del cual se elabora toda cerveza artesana. Presente en la Península Ibérica desde el siglo XVI, con origen en los monasterios, la cerveza artesanal requiere un proceso de cinco etapas, cada una de ellas clave en el tipo de cerveza que obtendremos al final de la cadena de elaboración.

El primer paso se trata del macerado. Consiste en mezclar los cereales malteados, tales como la cebada o la avena, con agua caliente; en esta primera etapa se produce la conversión del almidón en maltosa, creando una papilla de donde se extraerán los azúcares. El mosto que se obtiene de este primer paso se traspasará a una caldera donde seguirá el proceso con la siguiente etapa: la cocción. Durante la cocción se lupoliza el mosto -es decir, se le da la amargura que se quiere- y así se eliminan proteínas y partículas a la vez que se esteriliza el medio para su posterior fermentación.

A continuación es el momento del enfriamiento. Su objetivo es disminuir la temperatura que ha adquirido el líquido durante el proceso de cocción y prepararlo para el siguiente paso, que no es otro que la fermentación. Este es uno de los puntos más mágicos del proceso, ya que es el momento en que se añade la levadura y entre las primeras 12 y 24 horas se empiezan a ver los primeros síntomas de actividad. La fermentación alcohólica se hace en dos fases diferentes para separar la levadura de la cerveza. Una vez la fermentación ha cumplido su misión, ya sólo queda el momento del envasado en latas, barriles o botellas y el proceso estará completo.

Cada una de estas cinco etapas es tratada de la forma que el maestro cervecero decide, y cada pequeña variación en ellas produce como resultado final una cerveza artesana diferente. No es de extrañar, pues, que haya cientos de tipos de cerveza artesana diferentes. Las dos grandes familias de las que nacen resto de cervezas vienen determinadas por el tipo de fermentación: la familia Ale (alta fermentación) y la familia Lager (baja fermentación). La calidad de estas cervezas es siempre espectacular -nada que ver con las comerciales-, y por eso cada día son más los apasionados de este mundo en nuestro país. Este boom se ha traducido en un montón de locales por toda Barcelona donde la cerveza artesanal se trata como una religión: Kaelderkold, El Trapero, Berlinale, Garage… y en el centro de Barcelona, en el corazón del Barrio Gótico, se encuentra Craft Barcelona.

Con un total de 17 tiradores, Craft Barcelona es uno de los reyes de la cerveza artesana de la capital catalana. Para la correcta refrigeración de sus cervezas en todo momento, cuenta con un sistema de circulación y enfriamiento propio que muestran el compromiso del local con servir siempre la cerveza en un estado óptimo. Del mismo modo, en Craft Barcelona saben de la importancia de una capa superior de crema uniforme y sin espuma en cada cerveza que ayude a mantener el oxígeno debajo para que el gas carbónico no escape. Todo detalle es importante para servir la cerveza artesana perfecta.

De entre la gran variedad de cerveza artesana que se ofrece a Craft Barcelona -cada mes van variando las marcas y cerveceras que se ofrecen- cabe destacar por encima del resto un nombre: La Masovera. Esta empresa familiar de la cuenca de Tremp es el nuevo asociado de Craft Barcelona, y su cerveza artesanal se ha convertido en el sello más emblemático y característico del local. Cuenta con cuatro estilos diferentes de cerveza: la Truja Fera (Belgian Blonde), la Cabalera (Amber Ale), la Pubilla (Weissbier) y la Cop de Falç (India Pale Ale). El cereal utilizado por La Masovera es de sus propias tierras y el lúpulo proviene del Pirineo, lo que la convierte en una empresa muy familiar y de proximidad. Además, La Masovera trabaja para que todas sus cervezas estén completamente liberadas de gluten.

El boom de la cerveza artesana en Barcelona es síntoma del crecimiento cultural de la ciudad, y Craft Barcelona es una gran bandera: un local acogedor y tradicional en uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad, la Plaça de Sant Jaume, que sirve las mejores cervezas artesanas acompañadas de tapas y música en directo.

DEJA UN COMENTARIO

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerveza artesana, tapas y música en el centro de Barcelona